Las pruebas de software son una parte integral del ciclo de vida del desarrollo de software (SDLC). Las pruebas son la forma en que puede estar seguro acerca de la funcionalidad, el rendimiento y la experiencia del usuario. Ya sea que realice sus pruebas manualmente o a través de la automatización, cuanto antes y más a menudo pueda llevar a cabo pruebas, más probable es que identifique errores y errores, no sólo ahorrándole a usted y a su equipo de posibles simulacros de incendio más adelante, sino también asegurándose de que su aplicación de software haya sido revisada y auditada a fondo antes de que esté frente a sus usuarios. Si los problemas se arrastran al entorno de producción, los más caros y lentos que van a solucionar.

Las pruebas de software se pueden dividir en dos tipos diferentes: pruebas funcionales y no funcionales. Diferentes aspectos de una aplicación de software requieren diferentes tipos de pruebas, como pruebas de rendimiento, pruebas de escalabilidad, pruebas de integración, pruebas unitarias y muchos más. Cada uno de estos tipos de pruebas de software ofrece una excelente visibilidad de la aplicación, desde el código hasta la experiencia del usuario. Vamos a entrar en los detalles de algunos de los tipos más comunes de pruebas de software.

Tipos de pruebas de software: pruebas funcionales y no funcionales

Pruebas funcionales

Las pruebas funcionales se llevan a cabo para comprobar las características críticas para el negocio, la funcionalidad y la usabilidad. Las pruebas funcionales garantizan que las características y funcionalidades del software se comportan según lo esperado sin ningún problema. Valida principalmente toda la aplicación con respecto a las especificaciones mencionadas en el documento Software Requirement Specification (SRS). Los tipos de pruebas funcionales incluyen pruebas unitarias, pruebas de interfaz, pruebas de regresión, además de muchas.

Pruebas unitarias

Las pruebas unitarias se centran en probar piezas/unidades individuales de una aplicación de software al principio del SDLC. Cualquier función, procedimiento, método o módulo puede ser una unidad que se someta a pruebas unitarias para determinar su corrección y comportamiento esperado. Las pruebas unitarias son las primeras pruebas que los desarrolladores realizan durante la fase de desarrollo.

Pruebas de integración

Las pruebas de integración implican probar diferentes módulos de una aplicación de software como grupo. Una aplicación de software se compone de diferentes submódulos que trabajan juntos para diferentes funcionalidades. El propósito de las pruebas de integración es validar la integración de diferentes módulos juntos e identificar los errores y problemas relacionados con ellos.

Pruebas no funcionales

Las pruebas no funcionales son como pruebas funcionales; sin embargo, la principal diferencia es que esas funciones se prueban bajo carga para el rendimiento de los observadores, fiabilidad, usabilidad, escalabilidad, etc. Las pruebas no funcionales, como las pruebas de carga y esfuerzo, normalmente se llevan a cabo mediante herramientas y soluciones de automatización, como LoadView. Además de las pruebas de rendimiento, los tipos de pruebas no funcionales incluyen pruebas de instalación, pruebas de confiabilidad y pruebas de seguridad.

Performance Testing

Las pruebas de rendimiento son un tipo de pruebas no funcionales, realizadas para determinar la velocidad, estabilidad y escalabilidad de una aplicación de software. Como su nombre indica, el objetivo general de esta prueba es comprobar el rendimiento de una aplicación con respecto a los diferentes puntos de referencia del sistema y de la red, como la utilización de la CPU, la velocidad de carga de la página, el control de tráfico máximo, la utilización de recursos del servidor, etc. Dentro de las pruebas de rendimiento, hay varios otros tipos de pruebas, como pruebas de carga y pruebas de esfuerzo.

Cómo estos tipos de prueba difieren entre sí

Es posible que tenga alguna idea sobre los diferentes tipos de pruebas anteriores. Todas las pruebas se centran en la fiabilidad y la preparación de aplicaciones de software, sin embargo, vamos a entender mejor las diferencias entre ellos a través de algunos ejemplos. Supongamos que tiene un sitio web/aplicación de comercio electrónico con funcionalidades estándar. Estos son algunos ejemplos de pruebas de rendimiento, pruebas funcionales, pruebas de integración y pruebas unitarias:

Si desea comprobar cómo funcionará su sitio web cuando un alto número de usuarios acudan a su sitio web, por ejemplo, durante la temporada de ventas, debe realizar pruebas de carga, que entran dentro de la categoría de pruebas de rendimiento. Le ayudará a detectar problemas de velocidad y estabilidad y eliminar posibles cuellos de botella de rendimiento.

Supongamos que desea validar la entrada y la salida para cada funcionalidad, como registro, inicio de sesión, agregar al carrito, pago, procesamiento de pagos, entradas de base de datos, etc., según casos de prueba escritos en el documento SRS. En ese caso, debe realizar pruebas funcionales.

Si desea validar la funcionalidad del carrito con la integración del módulo de pago y pago para ver si el número de artículos agregados al carrito se compra correctamente con el pago correcto, debe realizar pruebas de integración.

Si ha escrito un módulo para la carga del producto y desea comprobar si es correcto y los productos se agregan correctamente sin ningún error o defecto, debe realizar pruebas unitarias para el módulo de carga del producto.

En resumen, se realizan pruebas de rendimiento para comprobar el rendimiento del sitio web. Las pruebas funcionales se realizan para validar todas las funcionalidades. Las pruebas de integración se realizan para validar la interacción entre diferentes módulos, y se realizan pruebas unitarias para comprobar si son correctos las piezas de código individuales.

Ventajas de estos tipos de prueba

Performance Testing

  • Evalúa la velocidad y escalabilidad del sitio web/aplicación.
  • Identifica los cuellos de botella para las mejoras de rendimiento.
  • Detecta errores que se pasan por alto en las pruebas funcionales.
  • Optimización del sistema y mejoras de características
  • Garantiza la fiabilidad del sitio web bajo una gran carga.

Pruebas funcionales

  • Se asegura de que el sitio web / aplicación está libre de defectos.
  • Garantiza el comportamiento esperado de todas las funcionalidades.
  • Garantiza que la arquitectura sea correcta con la seguridad necesaria.
  • Mejora la calidad y las funcionalidades generales.
  • Minimiza los riesgos empresariales asociados con el sitio web/aplicación.

Pruebas de integración

  • Se asegura de que todos los módulos de aplicación estén bien integrados y funcionen juntos según lo esperado.
  • Detecta problemas y conflictos interconectados para resolverlos antes de crear un gran problema.
  • Valida la funcionalidad, fiabilidad y estabilidad entre diferentes módulos.
  • Detecta excepciones ignoradas para mejorar la calidad del código.
  • Admite la canalización de CI/CD.

Pruebas unitarias

  • Detección temprana de errores en las nuevas funcionalidades o características desarrolladas.
  • Minimiza los costos de las pruebas a medida que se detectan problemas desde el principio.
  • Mejora la calidad del código con una mejor refactorización del código.
  • Apoya el proceso de desarrollo ágil.
  • Simplifica la integración y permite una buena documentación.

Desventajas de estos tipos de pruebas

Como todos estos tipos de prueba mejoran las funcionalidades y mejoran la experiencia del usuario, por lo que no hay desventajas en hacer esto. Lo único que puede considerar una desventaja, en general, es el tiempo y el costo asociados con la prueba. Las pruebas requieren esfuerzos y recursos, y existe un riesgo relacionado con resultados de pruebas inexactos. Sin embargo, no hacer pruebas de sitio web / aplicación le pondrá en una posición comprometedora que puede obstaculizar su negocio y reputación significativamente.

El momento adecuado para realizar este tipo de pruebas

Las pruebas de rendimiento son imprescindibles en todos los entornos de desarrollo y producción para garantizar que su sitio web o aplicación esté al día y pueda soportar la carga de usuario esperada. Las pruebas funcionales deben realizarse con cada compilación para validar todos los cambios y funcionalidades con respecto a las especificaciones y requisitos. Las pruebas de integración deben realizarse al integrar un nuevo fragmento de código con algún otro módulo para asegurarse de que no hay conflictos y trabajar juntos correctamente. Las pruebas unitarias deben realizarlas siempre que terminen de escribir cualquier código para validar la entrada y la salida correctas.

Consejo: Un enfoque de mano en mano

Aunque cada tipo de prueba parece una tarea independiente, puede combinarlas de forma inteligente para lograr una mayor calidad del producto. Tomemos un ejemplo.

Supongamos que ha creado una nueva página web, ejecutando una prueba de carga (prueba de rendimiento) con LoadView para esa página web como una prueba unitaria se asegurará de que cuando realice la compilación final con todas las páginas, el sitio web ya está optimizado para controlar la carga de usuarios alta en escenarios de tráfico máximo. Esto significa que tiene su rendimiento probando una parte de las pruebas unitarias. Un enfoque mano a mano como este le ayudará a reducir los problemas en una etapa temprana y le ahorrará una gran cantidad de costo y tiempo a largo plazo.

¿Qué es LoadView?

LoadView es una herramienta de pruebas de carga basada en la nube que comprueba el rendimiento de su sitio web en condiciones de alto tráfico. Simula miles de usuarios virtuales de diferentes ubicaciones geográficas en varios navegadores y dispositivos para crear los entornos más realistas para sus pruebas de rendimiento. También ofrece una función de creación de script de prueba de punto y clic con EveryStep Web Recorder que no requiere ninguna habilidad de codificación para que cualquier persona de su equipo pueda crear scripts y realizar pruebas de carga. Puede probar su sitio web, aplicación, páginas web y API de terceros con LoadView para detectar cuellos de botella de rendimiento y resolverlos rápidamente. LoadView es rápido para empezar y sus informes de rendimiento son fáciles de entender con información procesable.

Conclusión: Tipos de pruebas de software

Las pruebas de rendimiento son imprescindibles en todos los entornos de desarrollo y producción para garantizar que su sitio web o aplicación esté al día y pueda soportar la carga de usuario esperada. Las pruebas funcionales deben realizarse con cada compilación para validar todos los cambios y funcionalidades con respecto a las especificaciones y requisitos. Las pruebas de integración deben realizarse al integrar un nuevo fragmento de código con algún otro módulo para asegurarse de que no hay conflictos y trabajar juntos correctamente. Las pruebas unitarias deben realizarlas siempre que terminen de escribir cualquier código para validar la entrada y la salida correctas.

Realice las pruebas de carga y estrés de la manera correcta con LoadView. Regístrese y comience hoymismo. Le daremos $20 en créditos de pruebas de carga.